Entrevista a Nerea Cubería

Entrevista Nerea CuberiaNerea es maître del Restaurante Tamarises Izarra, un puesto fundamental para que en la sala todo funcione como un reloj y que la experiencia del cliente en el restaurante sea perfecta. Hablamos unos minutos con ella antes de comenzar el servicio para que nos explique un poco en qué consiste su trabajo y nos cuente su experiencia personal en Tamarises Izarra.

Nerea Cubería Herbón, maître de Tamarises Izarra

Nerea, ¿en qué consiste el trabajo de un maître?

El maître se encarga de gestionar la sala. Desde coordinar los horarios de los profesionales que trabajan en ella, hasta marcar las pautas de atención al cliente, pasando por la coordinación de los eventos, los salones, recepción de clientes, protocolo, gestión de reservas, etc.

Además, el maître ejerce una labor de comunicación entre el salón y la cocina para que cada detalle esté cuidado al máximo y conseguir la más alta calidad en el servicio al cliente.

¿Y cómo alguien llega a ser maître de un restaurante como este? ¿Es algo vocacional, se necesita una preparación especial?

Cada caso es diferente, hay profesionales que se orientan a esta profesión desde la carrera de hostelería, otros proceden de turismo o protocolo y organización de eventos… en mi caso surgió de forma natural. He trabajado en hostelería desde muy joven, empecé como camarera de sala en un restaurante de menú del día, y poco a poco me fueron dando puestos de más responsabilidad, hasta que cambié a un un restaurante de Bizkaia con estrella Michelín, en el que aprendí muchísimo. De ahí pasé a trabajar en el Restaurante Etxanobe, y cuando Javier Izarra y Fernando Canales comenzaron con Tamarises, me dieron la oportunidad de unirme al proyecto, en principio como camarera, hasta que quedó vacante el puesto de maître, y desde entonces aquí estoy, feliz con este trabajo.

Por supuesto, en todo este tiempo, no he dejado de formarme con cursos específicos que te ayudan a crecer como profesional. La experiencia es importante, claro, pero también la formación es fundamental, tanto en temas gastronómicos o enológicos, como en protocolo, organización, etc.

¿Cuál es la parte más satisfactoria de este trabajo?

Como maître colaboro en la coordinación de eventos, desde los más sencillos hasta los más complicados, y por supuesto también en el servicio cotidiano en sala, pero lo más satisfactorio siempre son las bodas. Para los novios es un día especial, y sabes que quieren que salga todo perfecto. Esto para mí es una responsabilidad extra, y me implico a tope para que todo sea tan especial como ellos quieren. Y cuando todo sale bien, cuando vienen y te felicitan, o incluso te traen un regalo de su viaje de novios…

¿En serio? ¿Te han traído alguna vez un regalo los novios de su viaje?

Jaja, sí… alguna vez me han traído algo, sí. Imagínate cuando vienen y te dicen “nos hemos acordado de ti y te hemos traído esto” o simplemente cuando vienen otro día a comer solo para darte las gracias por lo bien que se sintieron ese día… la verdad es que es muy gratificante.

Entonces, ¿actúas también como Wedding Planner?

No exactamente. En el restaurante colaboramos con una Wedding Planner que los clientes pueden contratar si quieren. Se les pone en contacto con ella, que hace un presupuesto según el tipo de evento que quieren los novios. Pero si no quieren contar con este  servicio, soy yo quien se ocupa de coordinar los elementos que los novios necesiten: la música, los detalles, cuidar los tiempos para que todo suceda en su momento…

No me encargo tanto de ayudarles con la organización de la boda en sí, sino de que todo lo que está relacionado con el restaurante funcione como ellos quieren, o sea, perfecto.

¿Eres también tú quien se encarga de informar a los novios cuando están interesados en celebrar su boda en el restaurante?

Cuando vienen personas que quieren celebrar su boda en el restaurante, a veces les atiende el propio Javier y otras veces les atiendo yo directamente. Les enseñamos los salones, hablamos del menú y nuestra forma de gestionar las pruebas, de los servicios que ponemos a su disposición y que pueden contratar aparte, y de los detalles que tenemos con los novios. Solemos regalarles una habitación especial en el Hotel Tamarises, dos plazas de aparcamiento en la puerta, la decoración del salón, los carteles de las mesas…

¿También sueles organizar los eventos de empresa?

Sí, por supuesto, y suelen ser también eventos en los que se exige un plus de detalle, porque las empresas confían en el restaurante para que todo salga perfecto. Cuanto más exigente es un evento, más satisfactorio es luego el resultado.

Supongo que tendrás anécdotas y momentos especiales que recordarás de los años que llevas como maitre

Sí claro, siempre hay anécdotas divertidas, y en las bodas suele haber momentos muy emotivos. Cuando estás en un restaurante como este los amigos te piden que les cuentes cómo es tal o cual famoso, si saben que ha pasado por aquí. Por ejemplo, yo he tenido la suerte de atender a actores como Robert de Niro, o Belén Rueda, y suele ser gente muy amable. En general, las experiencias son muy positivas.

2 comentarios en “Entrevista a Nerea Cubería

  1. Nerea es grande, grande, grande. Es una chica encantadora, amable, atenta, es perfecta, es divina. No hay otra igual, porque todo lo hace bien.
    ZORIONAK NEREA !!!!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *