¿Qué es el ajo negro?

¿Qué es el ajo negro?Es posible que lo hayas probado o hayas oído hablar de él, pero todavía es un ingrediente relativamente desconocido. ¿Qué es el ajo negro? ¿Es un tipo de ajo que se cultiva en algún lugar remoto, o un ajo “teñido”? ¿Para qué se utiliza? ¿Dónde puede adquirirse?

Estas y otras preguntas son las que trataremos de responder en este post. Pero vamos poco a poco…

¿De dónde sale el ajo negro?

Empezaremos diciendo que el ajo negro no es un tipo diferente de ajo, sino un ajo blanco sometido a un proceso de fermentación especial. Decimos especial, porque no es una fermentación propiamente dicha, sino un proceso parecido llamado “reacción de Maillard” que en el ajo se produce mediante su almacenamiento durante dos o tres meses con agua de mar.

Para que os hagáis una idea, la reacción de Maillard es la que transforma la leche condensada en dulce de leche, y la que da ese color bronce al pan tostado.

El ajo negro se ha utilizado de forma tradicional como condimento en la cocina asiática, especialmente en Japón, Tailandia y Corea, y los últimos años se ha difundido por América del Norte (especialmente Estados Unidos) y en Europa.

¿Cómo es el ajo negro y para qué se usa?

Visualmente, por fuera, la cabeza de ajo es parecida a las que conocemos, quizá con apariencia más seca y más tostada de color. Pero es al abrirla cuando nos llevamos la primera sorpresa, ya que los dientes son de color negro oscuro. La segunda sorpresa es cuando descubres que los dientes no están resecos, como el color podría avanzar, sino que son más blandos y cremosos que el ajo blanco al que estamos acostumbrados.

¿Qué es el ajo negro?

Lo mejor del ajo negro es que no tiene ese olor ni el sabor característicos del ajo crudo, que a algunos les resulta tan desagradable. Al contrario, su textura es suave y tierna y su olor es agradable con un gusto más afrutado y que puede recordar al regaliz.

El ajo negro gana adeptos día a día ya que, además de las multiplicar las propiedades nutricionales del ajo, no sienta mal ni repite.

Puede incorporarse a recetas en lugar del ajo, consumirse untado, o imaginar mil y una recetas, como hemos hecho con esta ensalada de bacalao con pil pil de ajo negro.

Lo mejor es que no tiene ese olor ni el sabor característicos, para algunos desagradable, del ajo crudo, todo al contrario , su textura es suave y tierna y su olor es agradable siendo su gusto parecido al de la mora confitada.

¿Donde encuentro ajo negro?

Últimamente parece que todos hemos descubierto las bondades del ajo negro, y cada vez podemos encontrarlo en más establecimientos.

Puedes comprarlo por internet, directamente a productores, pero también en la mayoría de los hipermercados, a un precio aproximado de unos 5 euros por dos cabezas de ajo.

Así que ya sabes, ¡no tienes excusa! Te animamos a que lo pruebes y nos cuentes.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *